Sofás modulares: el placer de componer

La libertad de crear la solución que mejor se adapta a nuestras necesidades y de imaginarla a nuestro gusto. Esta es la característica central de los sofás modulares. Soluciones infinitas que permiten acomodar el espacio según un estilo que nunca pasa de moda. Modulares y mutables, los sofás modulares de FLEXFORM conocen un lenguaje capaz de responder, de forma siempre nueva, a las exigencias de la vida contemporánea.
Los modelos propuestos por FLEXFORM representan el ejemplo perfecto de hasta qué punto se puede jugar con el espacio. Destacan, por ejemplo, los sofás modulares Feel Good Ten Alto: detrás de este nombre se esconde una colección de productos amplia y versátil. Feel Good está disponible, en efecto, en diferentes versiones, desde dos y tres plazas, adaptándose así a cualquier exigencia. Los modelos propuestos por FLEXFORM representan el ejemplo perfecto de hasta qué punto se puede jugar con el espacio. Destacan, por ejemplo, los sofás modulares Groundpiece, Adda, Soft Dream, Zeno, Evergreen, Cestone y muchos otros: detrás de estos nombres se oculta una colección de productos amplia y versátil. 

De dos, tres o cuator plazas: los sofás modulares

Se caracteriza por su versatilidad la familia de sofás componibles Zeno y Zeno Light. La distintas profundidades disponibles para las dos variantes –Zeno es bajo y toca el suelo, Zeno Light, en cambio, está alzado– dan lugar a sofás de dos, tres o cuatro plazas y cuentan con un abanico variado, articulado y extremadamente flexible.
Un sofá elegante modular de dostres o cuatro plazas, superventas por su flexibilidad y la versatilidad de sus configuraciones, es el sofá Lifesteel.  Lifesteel se eleva sobre el suelo con una base de metal, es bajo en el respaldo y profundo en las proporciones del asiento y presenta un reposabrazos cuadrado especial, un paralelepípedo de grandes dimensiones que se alinea a la altura del respaldo. Una estética sobria y también ligera y proporciones equilibradas en los sofás de dos, tres o cuatro lugares.
Entre los sofás modulares  merece un lugar destacado también Victor, de dos o tres plazas: un modelo de aspecto amable y sobriedad sencilla, que desde los años ochenta ha seguido siendo uno de los productos de vanguardia de FLEXFORM.