La calidad de los sofás artesanales Flexform

Creada el 1959 en Brianza, hoy FLEXFORM es una empresa reconocida en todo el mundo por sus colecciones de muebles y sobre todo por sus sofás, productos de excelente calidad de fabricación y un gran equilibrio estético. Sofás artesanales de estilo contemporáneo que encarnan los valores del Made in Italy: altos estándares de calidad, estilo elegante y comodidad extrema.
El espíritu artesanal, la atención al detalle, el valor de lo hecho a mano se han inalterables. La historia del primer taller se entreteje así con la de los grandes diseñadores italianos con los que FLEXFORM colabora en un proceso continuo que dura hasta hoy. Los sofás FLEXFORM están diseñados y fabricados en Italia y se comercializan actualmente en casi cien países en todo el mundo, con tiendas insignia de la marca repartidas en los cinco continentes. El estilo FLEXFORM se revela en colecciones cuyos valores fundamentales son la elegancia jamás ostentosa, la elevadísima calidad y un encanto que conquista.

Sofás artesanales Flexform: elegancia y encanto​

Los sofás artesanales FLEXFORM son, pues, unos productos de gran valor estético y productivo, capaces de encajar perfectamente en cualquier estancia. La gama de modelos es amplísima, con colecciones que satisfacen cualquier exigencia funcional y estética. Son sofás que nunca pasan de moda, fabricados con los más elevados estándares de calidad con el fin de asegurar la máxima durabilidad. Telas, cueros, maderas y metales se seleccionan para asegurar la excelente calidad de la materia prima utilizada y de los procesos de elaboración.
FLEXFORM ofrece una infinidad de modelos: sofás artesanales componibles, lineales, esquineros o chaiselongues versátiles y realizables con múltiples variaciones, personalizables en sus detalles y dimensiones para satisfacer cualquier necesidad. Elegir FLEXFORM significa elegir un mueble hecho a mano con los materiales y acabados de la más alta calidad, cuya característica distintiva es la elegancia de líneas.