AUSTRALIA, MANSIÓN PARTICULAR

En Manly, un suburbio al norte de Sydney, se ha diseñado una encantadora mansión particular como resultado de la fusión entre los estilos Federación y el mediterráneo típico de la península Italiana.

Puntos de color y elegancia más allá del tiempo y las modas son los pilares del proyecto cosido a la personalidad del cliente, como si se tratara de un traje a medida. La armonía entre los materiales y el diálogo continuo entre el interior y el exterior dan vida a un oasis doméstico con un encanto calmo y relajado.

El estilo minimalista de esta fascinante residencia tiene un atractivo clásico gracias a elementos decorativos como techos, ventanas, arcos y cornisas remodelados y propuestos de manera contemporánea.

Los espacios están armoniosamente conectados entre sí, gracias a un hilo conductor que caracteriza las opciones de interiorismo.

Para la sala de estar se eligieron los sofás Soft Dream, diseñados por Antonio Citterio, presentados en versión lineal; tapizados en tela de color crudo, los cojines decorativos de color terracota le dan una nota de calor. Los dos sofás se combinan con la mesa de centro Brig con tablero de mármol y la mesa de centro Ascanio; ambas piezas muestran su capacidad de encajar con comedida elegancia en cualquier ambiente. Este ambiente se completa con el elegante sillón Alison diseñado por Carlo Colombo, tapizado en fina piel de color marrón oscuro, y con el puf reposapiés Bangkok distinguido por un entramado sartorial en piel de ante.

Para el imponente comedor se han elegido las sillas Echoes, cuyo sorprendente carácter recuerda ecos de épocas pasadas. La cama Newbridge, revestida en terciopelo, es la protagonista del dormitorio principal; la butaca Lysandre tapizada en terciopelo color óxido y el pequeño sofá Guscio, combinados con la mesa auxiliar Fly, crean rincones de relax perfectos.