PARÍS, VIVIENDA PARTICULAR

Una villa familiar en la campiña al sur de la capital francesa que muestra ese encanto típicamente "bourgeois bohémien" que caracteriza a muchos hogares parisinos.

Los propietarios –una pareja joven con tres hijos– quisieron mantener intacta la distribución original de la casa, conservando celosamente los elementos arquitectónicos, pero han optado por un mobiliario funcional y de diseño contemporáneo, que crean un fascinante contraste con las estancias, que revelan un estilo decorativo de gusto clásico.

En la sala de estar, dominada por grandes ventanales con vistas al jardín, hay una gran composición de esquina del sistema de asientos Adda, el lugar de reunión preferido por toda la familia, que pasa mucho tiempo allí. El sofá se hace más funcional gracias a la presencia de numerosas mesillas auxiliares. Los poufs Bangkok y la banqueta tapizada Magicontribuyen a dinamizar el espacio.

El comedor cuenta con la mesa ovalada Zefiro rodeada de sillas y butaquitas Feel Good tapizadas con suave terciopelo de un sofisticado tono anaranjado. Los platos, los vasos y todo lo necesario para la mesa se guardan ordenadamente en el aparador Piuma en fina caoba situado cerca de la mesa.

Muy apreciado por los dueños de la casa es también el pequeño pero sugerente jardin d’hiver en el que se han colocado muchas plantas y un cómodo sillón Ortigia Outdoor.

La cama Groundpiece se eligió para amueblar el dormitorio, caracterizado por sus líneas esenciales y su generoso acolchado, combinada con el pouf Feel Good y las mesitas de noche Jiff y Fly.

Junto a la chimenea, el sillón Thomas ofrece un encantador rincón de lectura.

Durante el verano, toda la familia pasa mucho tiempo al aire libre. El jardín frente a la casa acoge al sofá Zante, que se distingue por su refinada estructura en madera de iroko, a un sillón Ortigia Outdoor, a un pouf Phuket y a una mesa de centro Fly Outdoor.

Stylist: Virginie Lucy-Duboscq

Foto: Didier Delmas