Quien ama el mar no ama las fronteras. Quien busca el infinito supera las barreras. Este pensamiento impregna cada detalle del diseño del yate Navetta 30, nacido de la colaboración entre el arquitecto Filippo Salvetti y el estudio Antonio Citterio Patricia Viel.

El casco diseñado por Salvetti se desarrolla en tres cubiertas cuyos espacios crean un diálogo perfecto entre los espacios interiores y los volúmenes exteriores, las líneas curvas y aquellas horizontales. La luz fluye libremente en todos los espacios, gracias a las alturas de las zonas cubiertas que alcanzan los dos metros y a los grandes ventanales de todo el casco.

Los interiores de Citterio y Viel combinan la tradición náutica con un marcado sabor doméstico, como se aprecia en las paredes de color azul ultramar que sirven de telón de fondo a los muebles y accesorios de madera con detalles de cuero natural. El cuero recubre también los pasamanos, así como que los perfiles de las puertas internas son redondeados y la teca cubre las paredes y las escaleras: soluciones que crean continuidad y celebran la extrema coherencia del proyecto.

Los materiales más clásicos del diseño marítimo viven una nueva vida, como los elementos de cuerda que caracterizan los sofás y los asientos de las zonas exteriores. Numerosos muebles proceden de las colecciones Flexform, entre los que reconocemos algunos clásicos como el sofá Evergreen, el sillón A.B.C.D. y las mesas de centro Jiff.

Cortesía: Custom Line