COMO, VILLA PASSALACQUA

Esta encantadora villa, que antiguamente era un monasterio, fue cedida al conde Andrea Passalacqua, quien la amplió en 1787 según un diseño de Felice Soave. La brillante intuición del arquitecto suizo Felice Soave consiste en crear un contraste entre una sencilla fachada simétrica en el exterior y unos interiores finamente decorados, ricos en pinturas, esculturas, alfombras persas, tapices y candelabros venecianos. El resultado es un efecto sorpresa aún más realzado por las impresionantes vistas del lago, enmarcadas por amplios jardines perfectamente cuidados. El edificio, de tres pisos y con puertas de bronce ricamente labradas, acogió a varios personajes famosos, entre ellos el poeta Carlo Porta, que pintó muchos frescos en su interior, y Vincenzo Bellini, que entre 1829 y 1833 fue un huésped frecuente de los Condes Passalacqua y que en la sala de música de la Villa compuso dos de sus obras más famosas: Norma y La sonnambula.
La histórica villa ha sido recientemente amueblada con muchos productos de las colecciones Flexform y Flexform MOOD.
La sala de música, con sus altísimos techos decorados con frescos y sus alfombras de damasco, se completa con dos sofás Alfred con una línea envolvente y una silueta curvada que, colocados frente a frente, crean una isla visual de bienestar junto con una mesa de centro Fly de forma ovalada.
En las diferentes estancias de la villa hay salones compuestos por butacas Lysandre y silloncitos Guscio.
Las sillas Me, tapizadas en terciopelo y caracterizadas por un tímido tono azul, se han utilizado para amueblar el comedor de gala.
Para el baño se ha colocado junto a la bañera de piedra la mesa de centro Riviera de la colección Flexform MOOD.
Un acertado contraste entre lo antiguo y lo moderno.
Hoy, como entonces, la atmósfera única de la Villa sigue inspirando a sus huéspedes. El lugar ideal para tomarse un descanso de calidad de las preocupaciones cotidianas, con total tranquilidad.