El hotel Miami Beach Edition combina el carácter íntimo y la refinada elegancia de un hotel boutique con los servicios exclusivos de un resort de lujo.

El bar del vestíbulo recuerda el glamour y la atmósfera de los años cincuenta, revisitados en clave contemporánea: aquí los huéspedes pueden degustar un cóctel cómodamente sentados en los sillones Feel Good combinados con los poufs del mismo nombre. En cambio, los sillones Jenny y Happy Hour se han elegido para amueblar la sala lounge.