El nuevo buque insignia de Cranchi Yachts, la histórica marca italiana sinónimo de excelencia tecnológica, hizo su debut en el Salón Náutico Internacional "Boot Düsseldorf 2020" en enero.

El yate Settantotto muestra un ideal estético que trasciende las modas efímeras, sus líneas fluidas transmiten dinamismo y un sentido natural de equilibrio.

La dirección artística del proyecto se confió a Christian Grande –en colaboración con el Centro de Investigación Cranchi– y el resultado no puede ser más elocuente: en el Settantotto brilla toda la fuerza de un yate que puede enfrentarse al mar en todas las condiciones sin que se perciba nada agresivo.

Las líneas del Settantotto son sinuosas y los interiores revelan habitaciones espaciosas, caracterizadas por volúmenes generosos, perfectamente iluminadas por la luz natural.

Para amueblar el salón, Christian Grande eligió una composición esquinera del sistema de asientos Adda combinada con mesas de centro Fly, ambas de Antonio Citterio.

Alrededor de la mesa se han colocado las butaquitas Feel Good, también diseñadas por Antonio Citterio y tapizadas en fino cuero en un sorprendente tono de naranja.

La elección de materiales y colores de Christian Grande revela un gusto refinado destinado a dar a las estancias un tono de elegancia cálida y relajada y un estilo clásico y contemporáneo al mismo tiempo.

En el espacio de la popa hay un salón al aire libre destinado al relax con sillones Alison Outdoor diseñados por Carlo Colombo junto a mesas de centro Fly Outdoor.

Cortesía de Cranchi.