El Hotel Dylan, situado en el centro de Ámsterdam, es un hotel de cinco estrellas que combina el encanto de un edificio de época, completamente renovado, con todas las comodidades de establecimiento moderno de excelencia. Las cuarenta habitaciones y suites se caracterizan por proyectos de interiorismo estudiados en sus más mínimos detalles y diseñados para realzar cada estancia. Para completar la decoración de varias habitaciones y suites, se han elegido los sillones Feel Good, diseñados por Antonio Citterio, así como los sillones Dragonfly y los sillones y silloncitos Drop, de la colección Flexform Mood.

Photo courtesy by Roel Ruijs / roelservice.