El sillón A.B.C., diseñado por Antonio Citterio en 1996, ha sido inmortalizado en la edición de abril de Grazia. Contemporáneo y atemporal, el concepto del sillón A.B.C. remite al peculiar lenguaje de diseño del Movimiento Moderno.

Cortesía de Grazia