Un castillo con un foso rodeado por un jardín cubierto de esculturas de arte: Kasteel Wijlre en los Países Bajos es un espacio mágico donde el mobiliario escultórico se adapta armoniosamente. Prueba de ello es la foto de una torre compuesta por varias sillas Moka diseñadas en 1939 por Mario Asnago y Claudio Vender y que forman parte de la colección Flexform desde 1985.

Foto: Sven Bänziger en Kathrin Hohberg

Estilo: Silja Lange