Ferias en el mundo

El Salón del Mueble de Milán, todavía hoy la feria internacional más importante dedicada a la decoración y el diseño de interiores, nace en 1961 gracias a un pequeño grupo de empresarios visionarios y perspicaces procedentes de la cercana Brianza. FLEXFORM, con la familia Galimberti, se encontraba entre ellos. Desde 1961 FLEXFORM ha participado de forma continuada en cada edición de la Feria del Mueble de Milán trabajando activamente con ingenio, maestría, saber hacer e investigación hasta convertirse en una de las empresas de referencia para el resto del mundo para comprender todos los años cuáles son las pautas y tendencias de diseño del Made in Italy. De los más de 2000 expositores que integran actualmente el Salón de Milán, FLEXFORM es una más de las 20 empresas que participan de forma ininterrumpida desde la primera edición. El Salón es un formato ganador, que se exporta también al extranjero con los Salones Worldwide Moscú y el Salón del Mueble de Milán.Shanghai, en el que Flexform ha decidido participar.

Desde el principio, los propietarios de la empresa han comprendido la importancia de contar con la colaboración de los maestros del diseño: desde Achille Castiglioni a Antonio Citterio, intuyendo la poderosa fuerza expresiva del diseño del stand y el inmenso valor persuasivo que el entorno genera sobre el producto, al resaltarlo y comunicar los valores de la marca a una audiencia que, con el tiempo, se ha vuelto cada vez más internacional. Cada año, minoristas, arquitectos y diseñadores de interiores de todo el mundo acuden al espacio Flexform en el Salón de Milán para ponerse al día de las innovaciones, las intuiciones, los materiales, los colores y las formas que caracterizan la nueva colección.  También la Feria del Mueble de Colonia, en Alemania, la segunda en importancia después de la de Milán, ha contribuido desde los años setenta a captar la atención del exigente público más allá de los Alpes, que sigue siendo hoy uno de los mercados más importantes de Europa.