El hotel boutique Rössli se encuentra en el casco antiguo de Zúrich y es una pequeña obra maestra que combina el sabor de antaño con un diseño interiores de gusto contemporáneo.

Entre el mobiliario elegido para decorar los apartamentos suites encontramos los sofás Victor, combinados con sillones Rosetta y Status.