Un hotel con encanto situado en Newcastle en Tyne, Reino Unido.

El edificio fue construido en 1822 por el arquitecto John Dobson para el alcalde de la ciudad y presenta las características arquitectónicas y la majestuosidad típicas de la época. El proyecto de renovación ha conservado intacto el encanto del edificio, pero ha tratado de remodelar las distintas estancias para hacerlas más acogedoras y hospitalarias. La selección de mobiliario incluye varios productos de la colección Flexform. En las suites se colocaron sofás Le Canapè combinados con mesas de centro Carlotta, sillones Rosetta y Jenny y sillas Pat. Para amueblar el elegante salón, se escogieron, en cambio, unos sillones A.B.C. y Rosetta, mesas de centro Vienna y sillas Mixer.